El ronquido se produce por una obstrucción parcial de la respiración mientras se duerme. Esta se origina en la parte posterior de la boca y de la nariz, que incluye el principio de la lengua, el paladar blando, la úvula y la faringe.

El paladar blando y la úvula producen una vibración que genera el sonido característico del ronquido.

Estos son los tipos de ronquidos:

  • Esporádico: es el ronquido que se produce en ocasiones concretas, por ejemplo, después de beber alcohol o por un catarro en la nariz.
  • Habitual: cuando la persona ronca siempre.
  • Postural: el ronquido puede estar relacionado con una postura determinada, como boca arriba, que es lo más frecuente, o aparecer en cualquier posición.
  • Aislado o ronquido simple: no conlleva otros perjuicios en la salud, pero puede convertirse en una auténtica molestia en casa, impidiendo el descanso de la familia, en este caso se define como ronquido social.
  • Relacionado con otras situaciones: las causas pueden ser apnea del sueño.

Si tus ronquidos ya molestan a tu familia, haz tu cita con el Dr. Luis Darío Robles Vidal.

Artículo creado con información de tucanaldesalud.es.